Propedéutico

Si estás en segundo de Bachillerato o eres mayor de 18 años y te estás planteando entrar al Seminario para descubrir si Dios te llama a la vida sacerdotal, lo tuyo es el propedéutico. El propedéutico es una etapa de preparación a la vida en el Seminario que se vive en la parroquia antes de entrar propiamente.

· ¿Qué es el propedéutico?

El propedéutico es una etapa previa a la entrada en el Seminario en la que el cristiano que siente la vocación madura la decisión de entrar y conoce la realidad del seminario.

En esta etapa conocerás al equipo de formadores que te irán ayudando a entender mejor esa llamada y aclarar ese millón de cuestiones que surgen mientras te vas preparando para profundizar en esa vocación que te está surgiendo y entrar al seminario.

No se trata simplemente de esperar sino de dedicar el tiempo y la preparación necesaria para vivir plenamente la experiencia del seminario llegado el momento.

Cada propedéutico es único. No es una fórmula concreta sino que todas las actividades se diseñan y se adaptan a ti y a tu realidad.

· ¿Qué se hace en el propedéutico?

En el propedéutico vivirás tres realidades que te ayudarán a madurar el ingreso en el seminario. Por un lado, conocerás como es la vida aquí en el seminario y tendrás la oportunidad de conocer a distintos seminaristas que se han planteado las mismas preguntas y dudas que tú.


También tendrás la oportunidad de hablar largo y tendido con el equipo de formadores del seminario. Ellos te irán ayudando a transitar estos difíciles momentos donde uno se interroga sobre la voluntad de Dios en su vida y te irán conociendo y guiando en los pasos previos a la entrada al seminario, si la etapa propedéutica lleva finalmente a ello.


Pero el grueso de la vivencia del propedéutico se realiza en la experiencia parroquial. Allí, en compañía del párroco, profundizarás en la fe y en la vida pastoral y conocerás la vida del sacerdote mucho más de cerca.


Todas estas actividades buscan configurar el ambiente adecuado para que puedas aclarar las dudas de te surjan, a nivel práctico y personal, y así poder, en el futuro, dar un paso en firme en el seguimiento a Cristo, ya sea dentro del seminario o no.

· ¿Cómo podría empezar el propedéutico?

Lo primero y más importante es hablar con el cura de tu parroquia. Él será una pieza clave en el descubrimiento de la vocación personal y es el cauce ideal para aproximarse por primera vez al seminario y que el seminario te conozca a ti. Tu párroco te ayudará a arrojar nuevas y necesarias luces a toda esta cuestión y te acompañará durante todo el proceso.

No tengas miedo en ponerte en contacto con nosotros, ya sea enviándonos un correo electrónico a seminario@diocesisoa.org, ya sea llamándonos al 965 30 01 40 para consultarnos cualquier duda que tengas.

Tampoco temas ponerte en contacto con algún seminarista o alguien que esté realizando ya el propedéutico si conoces a alguno. Los seminaristas estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas hasta donde podamos.