Jesús

  • Mc 3,13-15. Jesús subió al monte, llamó a los que quiso y se fueron con él. E instituyó doce para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar, y que tuvieran autoridad para expulsar a los demonios.


  • Lc 10,2. Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies.


Sabemos por la fe que la promesa del Señor no puede fallar. Precisamente esta promesa es la razón y fuerza que infunde alegría a la Iglesia ante el florecimiento y aumento de las vocaciones sacerdotales, que hoy se da en algunas partes del mundo; y representa también el fundamento y estímulo para un acto de fe más grande y de esperanza más viva, ante la grave escasez de sacerdotes que afecta a otras partes del mundo (Pastores Dabo Vobis).

¿Qué es el seminario? Qué es la vocación? ¿Cómo sé si el Señor me está llamando al sacerdocio? Me llamo Jesús y en este video trato de dar mi respuesta a estas preguntas a través de mi testimonio vocacional. Espero que pueda servir para todos aquellos que se están planteando la llamada al sacerdocio.