Luis


¡Hola! Me llamo Luis, tengo 14 años y soy de la parroquia

de San Jerónimo de Benferri. Mi párroco es D. Santiago

Estradera. Me encanta leer, escuchar y tocar música y los

idiomas. Cabe destacar que he estado toda mi vida

estudiando en el Colegio Diocesano Santo Domingo.


En casa se nos ha formado de forma espiritual, tanto a mi

hermana y a mis dos hermanos como a mí, desde muy

pequeños. Conocí el Seminario cuando tenía 2 años, a raíz

de mis hermanos, que completaron toda la Educación

Secundaria Obligatoria allí. Correteaba por los pasillos

como si en mi casa estuviese, que ahora recuerdo esa

época con mucho cariño. Mis hermanos se salieron del

Seminario acabada esta etapa. Entonces, se me dio a

conocer el Seminario en familia. Como muchos no saben

lo que es, abriré un breve paréntesis.

Para los jóvenes que ya hayan hecho la Primera

Comunión, tienen la oportunidad de pasar dos fines de

semana al mes en el Seminario conviviendo con los

seminaristas, cierro paréntesis.

Esperé con ansia el día de mi Primera Comunión. Por fin,

unos días después de esa maravillosa ceremonia, entré

como seminarista en familia en el 2018. Todo era muy

distinto, ya que hacía varios años que no subía, pero me

acogieron como uno más. Lo que más me gustaba sin

duda, era el ambiente de las vísperas y el estudio. Me


relajaban mucho estas dos actividades. Y en un abrir y

cerrar de ojos, pero con mucha meditación, ingresé como

seminarista interno en el 2021, en el curso de 2ºESO. Pillé

a mi familia un poco desprevenida, me iban a echar de

menos y yo también a ellos.

Las clases son muy agradables, se tiene un gran

acercamiento a los profesores comparado con otros

colegios e institutos. Se fomenta bastante la oración, y

eso me ha gustado mucho. Estando aquí, estoy sabiendo

responder a esa pregunta que me hago cada día: “Señor,

¿Qué quieres hoy de mí?”